miércoles, 24 de junio de 2015

EL CALOR Y EL MAR



En estos días viviendo frente al mar, es fácil sentir el color azul, sus variaciones son infinitas, pero el azul turquesa es uno de los que más me llaman la atención y que se repite cada día.
El calor del verano que estamos soportando, también llenan los días de tonos anaranjados Pese a ser colores complementarios entre sí, ofrecen una armonía en el conjunto que consiguen eliminar la frialdad del azul y el excesivo calor que produce el color naranja. Al menos esa ha sido mi percepción y mi intención en esta obra.

lunes, 15 de junio de 2015

EL CASTILLO Y EL MAR 1


Siguiendo con la serie El CASTILLO Y EL MAR, he realizado esta obra apoyándome en un "decollage" de una transferencia de imagen. Posteriormente fue pintado con acrílicos y realzada con rotuladores, también acrílicos. Una vía más de investigación, si bien es bastante antigua esta técnica puede aportar soluciones muy sencillas para decoración de objetos por ejemplo


jueves, 11 de junio de 2015

El Castillo y el Mar



Hacía mucho tiempo que no realizaba algo figurativo, esto es un retorno a la figuración que sin lugar a dudas será pasajera. Tener esta vista delante es una invitación a plasmarla. La pena es que la fotografía no hace justicia a la realidad,

miércoles, 10 de junio de 2015

CASTILLO DEL PAPA LUNA PEÑISCOLA.


Este año estoy en clase de serigrafía artística en ECCA, Espacio y Creación Centro de Arte, de la que formo parte. Gracias a Michael de Coca, profesor adjunto de la facultad de Bellas Artes, estamos descubriendo esta técnica. Resulta muy interesante sobre todo porqué puede ser utilizada en cualquier soporte.
Este es mi último trabajo de cuatricromía. 

lunes, 1 de junio de 2015

LA BASE DEL ARTE


Muchos amigos me dicen que se nota mi predilección por el color azul, que es mi preferido. Evidentemente así es, es un color con el que trabajo muy cómodo, como si estuviera con un buen amigo.
Se dice del color azul muchas cosas, que es un color que transmite tranquilidad, relax, es refrescante y relajante,  como cuando miramos el mar.
Existen teorías que lo asocian con cuestiones espirituales por el efecto relajante que produce, se asocia al color de la verdad, la nobleza, la generosidad y la honradez.
Puedo aseguraros que cuando lo uso no pienso en nada de eso, pero es cierto que me produce un efecto relajante tremendo trabajar con él,  por eso nos llevamos bien el azul y yo.
Lo que sí creo es en la maravillosa frase que nos dejó Kandinsky, con la cual estoy totalmente de acuerdo,  por eso he querido incluirla en el cuadro pues me parece que debía, de alguna forma, hacer referencia al gran maestro que tanto nos ha enseñado a las siguientes generaciones.